Entradas

instagram

Érase una vez Instagram

by Michele Pucciarelli

Instagram, en un principio, no era lo que vemos hoy en día, ya que sus fundadores – Kevin Systrom y Mike Krieger – estaban trabajando en otro proyecto: Burbn.

La idea de Burbn era competir con los ya famosos Foursquare y Gowalla, aplicaciones para compartir sus viajes a través de servicios de geolocalización.

Gracias a la intuición de Krieger, que se enfocó en el desarrollo de las funcionalidades fotográficas, el proyecto cambió de dirección y el 6 de octubre de 2010 se lanzó en la App Store.

Fuente: Moda, decoración y cultura

La aplicación, totalmente gratis, en unos meses cruzó la línea de llegada del primer millón de usuarios. En el 27 de enero 2011 se da la oportunidad a los usuarios de añadir #hashtags a las fotos, un primer paso para establecerse en el mercado como el “Twitter de las imágenes”, y en junio de 2011 se alcanzó la cifra de 5 millones de usuarios.

Este rápido crecimiento se vió facilitado por una historia muy especial: la joven estrella del pop, Justin Bieber colgó en Instagram 22 de julio de 2011, su primera foto que mostraba el tráfico de Los Ángeles con la leyenda “La traffic sucks” compartiéndola también en Twitter. La publicación tuvo un eco mediático enorme y ayudó a la “migración” de muchos usuarios desde el pajarito de TT hasta IG.

instagram-2

Tras un crecimiento exponencial, Mark Zuckerberg anunció la adquisición de Instagram y sus 13 empleados por parte de Facebook por aproximadamente 1 billon de dólares. El crecimiento de la app ha sido 4 veces más rapido que Facebook y 5 veces más que Twitter.

Con este alcance es impensable que un restaurante o una marca gastronómica renuncien a tener una cuenta de Instagram hoy en día. Además, el sector gastronómico encaja perfectamente con esta red social, cuya característica principal es ser totalmente visual. De hecho, el impacto fotográfico de un plato o producto gastronómico es potencialmente muy visual.

Las páginas y los usuarios interesados en gastronomía ya han hecho de Instagram su territorio ideal, lo que ha influenciado en el uso de los hashtags relacionados con éste sector. Prueba de ello son las cifras de uso de los siguientes hashtags gastro: #food tiene 181.000.000, #foodporn unos 82.000.000, #instafood 52.000.000, #foodie 29.000.000 y #foodpic 10.000.000, entre otros.

foodporn

#Foodporn: ¿qué significa realmente?

En el ambiente gastronómico y, sobretodo, en el entorno Instagram, escuchamos y leemos el hashtag #foodporn cada vez más a menudo. Es innegable que el uso de esta palabra se ha posicionado como una de las tendencias foodies en auge, y un dato relevante testigo de este éxito es su masivo uso en Instagram (con más de 74 millones de uso de #foodporn).

Sin embargo, como les suele pasar a los conceptos de moda, muchas veces se utiliza inapropiadamente. Por ello, vamos a aclarar el verdadero significado de este neologismo para no abusar de él.

#Foodporn es una tendencia relacionada con un estilo de fotografiar comida con alto contenido calórico y con características visuales muy impactantes y casi agresivas (gastronómicamente hablando)La semántica del concepto evoca que la comida es tan irresistible y seductora que puede ser  considerada reemplazo del sexo.

foodporn 2

Quedan entonces excluidos de esta lista, todos los platos gourmet, las comidas delicadas para “pijos” y dentro las tartas de chocolate rellenas de nata con decoraciones de brownie o las hamburguesas exageradamente recargadas de los ingredientes más grasientos que os podáis imaginar.

Si nos ponemos en modo Sherlock Holmes, encontramos el primer uso del concepto #foodporn en la escritora británica Rosalind Coward, que en 1984 define la comida en sus formas más extremas como una manera para transmitir sensualidad.

Hoy en día, el término ha sido recuperado desde las multinacionales de productos que encarnan esta tipología con el objetivo potenciar su concepto y enseguida se ha convertido en un hashtag imprescindible para las redes relacionadas con gastronomía. En una imagen con el sello #foodporn, sin embargo, el protagonista del éxito no es sólo el producto, sino también el fotógrafo que “manipula” la imagen para generar esa sensación tan única de deseo.

foodporn 3

Emblema de ello es McDonald’s que se encargó de publicar un vídeo en 2012 confirmando cómo el aspecto de las hamburguesas que podemos adquirir en cualquier establecimiento es diametralmente opuesto al que vemos en el cartel publicitario.